Paraguay: campesinos paraguayos no acatan orden de desalojar tierras ocupadas

“Paraguay está entre los 10 países más desiguales del planeta y es el país con mayor inequidad en América Latina. Según estudios recientes el 10 por ciento de las personas con más tierra posee el 66,4 por ciento de las tierras.”Adital - 06.08.12

Campesinos paraguayos de Saltos del Guairá (este del país) se negaron a acatar una orden de la fiscalía guaraní para desalojar las dos haciendas que ocupan allí desde el pasado fin de semana, cuando grupos de labriegos junto con sus familias, que reclaman hectáreas para vivir y trabajar, llegaron a los terrenos de una hacienda perteneciente a un empresario brasileño y fueron recibidos con disparos por guardias de seguridad privada que dejó un saldo de ocho heridos, dos de ellos de gravedad.

De acuerdo con los medios locales, los campesinos hicieron retroceder a los guardias y colocaron en la zona más de 300 carpas en las que se instalaron con la decisión de permanecer hasta que se les entreguen tierras, reclamo hecho desde hace varios años sin solución oficial alguna.

Posteriormente, el fiscal Diosnel Giménez se acercó a la hacienda donde sostuvo reuniones con los dirigentes de los campesinos. Los agricultores rechazaron la orden de abandonar la propiedad del colono brasileño y afirmaron que están dispuestos a resistir cualquier intento de desalojo.

Giménez les impuso un plazo de 24 horas para retirarse pacíficamente del lugar pues, posteriormente, se procedería al desalojo con la intervención de la fuerza pública.

Las tierras de los Saltos del Guairá se encuentran cerca de Montes Corumbí, escenario en junio pasado de un enfrentamiento entre policías y campesinos al practicarse un desalojo. El procedimiento, que terminó con la muerte de 11 campesinos y seis policías, fue utilizado como excusa para que la Asamblea Nacional de Paraguay entablara un juicio político contra el presidente constitucional, Fernando Lugo, y que culminó con su destitución.

Miles de campesinos sin tierras se encuentran viviendo en carpas en la zona del este del país y en otros departamentos de Paraguay reclamando desde hace años que se otorguen terrenos, que consideran malhabidos por sus actuales ocupantes durante la época de la dictadura, para poder vivir y ponerlos a producir.

La población rural de Paraguay es la más grande y la más pobre de la nación. La desigualdad en la distribución de tierras y el aumento de campesinos que no tienen terrenos para cultivar hace cada vez más difícil el acceso a los alimentos en un país donde –paradójicamente- la agricultura es una actividad clave del crecimiento económico.

Paraguay está entre los 10 países más desiguales del planeta y es el país con mayor inequidad en América Latina. Según estudios recientes el 10 por ciento de las personas con más tierra posee el 66,4 por ciento de las tierras.

La noticia es de TeleSUR

Fuente: ADITAL

Comments are closed.